Han pasado 15 años desde el rodaje de Satanás, aquella co-producción de Colombia y México protagonizada por Damián Alcázar y que pasó por los festivales de San Sebastián, Cartagena y Huelva. La compañía productora colombiana detrás de aquel filme era Dynamo, la cual sembraba así la semilla de un proyecto que terminaría por consagrarse hasta llegar a ser una de las productoras más interesantes de contenido premium en la actualidad.

Con el paso de los años, la actividad de Dynamo se extendió hasta llegar a la consagración de lo que hoy es Dynamo México. Y con estupendos resultados. El brazo mexicano de la compañía productora colombiana ha encontrado rápidamente una nueva joya de la corona: Historia de un crimen: Colosio, que logró convertirse en la serie más vista en Netflix por los mexicanos durante 2019.

Para charlar sobre la evolución de Dynamo México y las dimensiones de su operación, en TOPCINEMA buscamos a Juliana Flórez, line producer de la empresa que está rompiendo sus propias barreras en el terreno de la producción audiovisual.

¿Qué representa lo logrado hasta ahora por Dynamo México?

Haber recibido el Emmy Internacional con Falco el año pasado fue un espaldarazo total a la apuesta que hicimos de entrar a México, fue una alegría inesperada. Nunca esperamos ganar. Tenemos la sensación que haber tomado la decisión correcta al abrir la sucursal mexicana de Dynamo. Con respecto a la serie de Colosio y el éxito rotundo que ha tenido en México gracias a Netflix, nos sentimos muy bien por haber logrado entregar un proyecto fuerte, que se haya podido contar esa historia tan importante para la realidad mexicana y que el público haya agradecido ese esfuerzo.

¿Qué provoca que decidan asumir el reto de entrar a un mercado audiovisual como el mexicano?

Apareció el proyecto de Falco por parte de un productor que ya nos conocía y se abrió la posibilidad de rodarla en México y con equipo mexicano. Por otro lado, México es el paso más natural cuando uno trabaja en América Latina porque es el mercado más grande.

¿Tienen algo programado para este año o que pretenden lograr con el brazo mexicano de Dynamo este año?

Este año tenemos planeados proyectos para Amazon Prime Video y Netflix, respectivamente. En ambos casos, se estrenan este año pero aún no puedo dar más detalles. Además. estamos en fase de desarrollo de cuatro series más: dos para Netflix y dos para Amazon, con miras a estrenar el próximo año.

Del mismo modo, tendría que recordar que estrenamos nuestra primera película totalmente mexicana: Perdida de Jorge Michel Grau, con lo que sintetizo lo que recién acaba de pasar en el inicio de 2020 y lo que está por suceder.

Pensando en los modelos de producción mexicano y colombiano… ¿hay más paralelismos que diferencias?

Sí, somos indudablemente parecidos. Sin embargo, sí diría que el mercado mexicano es diferente en el sentido de que tiene más historia, la herencia cinematográfica mexicana es más fuerte y está más consolidada. Eso hace la diferencia en algunos casos. La experiencia que tienen algunas personas es impresionante. En cuanto al día a día de las producciones, tenemos métodos muy parecidos, tenemos culturas semejantes. Al momento de asumir el reto de la realización, no diría que se presenta un choque cultural.

¿Hay una visión a futuro respecto a la expansión de Dynamo?

Ahora mismo lo que queremos es consolidar la oficina de México con mucho más fuerza. Tener un equipo y un talento que sienta a Dynamo como su casa, que es algo que ya hemos logrado en Colombia. Estamos trabajando en generar esos vínculos y crear ese apoyo al talento mexicano nuevo y joven.

Por otro lado, hace un par de años abrimos oficina en Madrid y estamos ahora abriendo oficina en Estados Unidos. Pensamos en consolidar la marca no solo a nivel latinoamericano, sino a nivel global.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *