Hace apenas unos días el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) dio a conocer una iniciativa bastante interesante: Un festival mexicano. En el contexto del certamen tapatío, el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, el FICMonterrey, Ambulante, DocsMx, Los Cabos Film Festival y el propio FICG se encontrarán en un espacio común para compartir su programación, dándole la vuelta a un 2020 tan restrictivo como peculiar.

A partir del anuncio de Un festival mexicano fue que buscamos a Estrella Araiza, directora del FICG, pues nos resultaba evidente que la cuenta regresiva rumbo al festival tapatío había comenzado. En la conversación entre TOPCINEMA y Araiza tocamos varios puntos que seguro son de tu interés, porque sabemos que te encanta el cine y que eres fiel al FICG.

¿Cuéntanos un poco sobre cómo surge la idea de crear la sinergia que propone Un festival mexicano, sumando a otros certámenes fílmicos bajo el manto del FICG?

Fíjate que todo empezó cuando participamos en el festival global We Are One, impulsado por el Festival de TriBeCa. Pensamos que era una buena idea hacer algo así en México, en una muestra de unidad con otros festivales. Eso fue lo que detonó las conversaciones para lograrlo.

¿Cómo fueron elegidos los festivales que se integran a esta iniciativa del FICG, qué los volvía buenos candidatos para sumarse a Un festival mexicano?

Todos son festivales que tienen muchas ediciones, que tienen ya a sus públicos, están bastante consolidados. Además, son festivales con los que tenemos ya una relación. Yo no diría que nosotros los escogimos, más bien fue que nos encontramos en una situación en la que ya teníamos una relación con esos festivales, nos hizo mucho sentido impulsar esta idea entre esos eventos con los que antes hemos colaborado y hecho otras cosas.

En el caso de Un festival mexicano, ¿qué aportará cada invitado?

Cada festival aportará de una a cinco horas de programación. Este contenido de presentará al público de Guadalajara tanto de manera presencial como digital […] Esta edición la viviremos de manera híbrida, no solo para Un festival mexicano sino para toda la programación del FICG. Vamos a tener una experiencia multiplataformas. Queremos llegar a diferentes públicos, incluso a las personas que no tengan internet. Por ello nos estamos acercando a las televisoras locales. La gente podrá ver las películas en varios lugares distintos y, dependiendo del contenido, es cómo estamos decidiendo cómo queda la programación.

¿Qué ocurre con la programación del FICG que no se ejecutó el pasado mes de marzo? ¿Se mantiene, se modifica, se integra a algo nuevo?

Esa programación se mantiene. El festival se mantendrá como lo teníamos programado en marzo, con todas las películas. Vamos a traer además nuevas películas a esa misma programación y además se integra el ya mencionado Un festival mexicano.

Hay secciones del festival que se han vuelto parte del sello del FICG, como pasa con el Premio Maguey o Industria… ¿estas secciones tan estelares siguen también sin cambios?

En efecto, todo sigue adelante. Por ejemplo, el Premio Maguey forma parte importante del festival y vamos a celebrarlo con actividades presenciales; la parte de Industria y mercado, por sus características, el tema de los viajes y de los participantes, vamos a celebrarla de manera virtual. Estamos pensando muy bien los espacios para poder anunciar muy pronto una parrilla de programación que nos deje de verdad hacer todo lo que estamos planeando y deseando lograr.

Al mismo tiempo, es importante decir que la parte competitiva del festival se mantiene. Las competencias mexicana e iberoamericana ya tienen a sus jurados. Obviamente, lo que nosotros quisiéramos es que esos jurados pudieran experimentar las películas en las salas de cine, ya veremos si podemos lograr algo así. De lo contrario, estaremos viendo cuál es la mejor manera de lograr que todos puedan experimentar cada una de las historias de la competencia.

Un ingrediente importante de los festivales de cine es su público. ¿La integración de la virtualidad como herramienta de exhibición podría darle al FICG una dimensión aún más internacional de la que ya tiene?

Ojalá que sí. Fíjate que cuando participamos en el festival We Are One nos dimos cuenta de que hay muchas personas que conocen al FICG fuera de México. Fue una grata sorpresa. Creo que ese es el deseo, que podamos llegar a más público, a nuevos espectadores.


Más información sobre el FICG en su sitio oficial.