★★★½
Por Arturo Garibay

En el baúl de las cosas que no me resulta importante recordar había quedado guardada LA BRÚJULA DORADA (2007), aquella película fantástica de Chris Weitz, protagonizada por Dakota Blue Richards, Nicole Kidman y Daniel Craig. Quisieron el gran público y el sentido común que aquella cinta trascendiera en una saga, que todo se convirtiese en ‘polvo’ echado bajo la alfombra o enviado a una dimensión paralela. Así pasa a veces. LA BRÚJULA DORADA no hizo justicia al potencial de la pieza literaria original: HIS DARK MATERIALS. Pero tal parece que ha llegado el momento de que ese relato sea reivindicado.

En pleno 2019 nos ha llegado una nueva y [por mucho] más sólida versión de la serie literaria escrita por SIR PHILIP PULLMAN conocida en español como LA MATERIA OSCURA. Producida por BBC Studios, New Line Cinema y HBO, la flamante iteración de HIS DARK MATERIALS ha sido adaptada por JACK THORNE, quien le ha prestado su pluma a series como SKINS o películas como EXTRAORDINARIO (Wonder).

Con DAFNE KEEN (Logan) en el papel de la protagonista, Lyra, HIS DARK MATERIALS consigue crear un mundo fantástico tan asequible como maravilloso, una realidad paralela donde lo que reconocemos sirve como un envoltorio convincente para lo que está por sorprendernos. Junto a Keen aparecen actores que magnetizan la cámara en sus escenas como RUTH WILSON o JAMES MCAVOY.

La serie nos cuenta la historia de Lyra, una chica que surca su infancia entre secretos genealógicos, misterios políticos, afrentas a la realidad y elementos mágicos que, en su mundo, se disuelven en lo cotidiano. En la realidad de Lyra, todos los humanos van acompañados de un ‘daimonion’, que es la representación del alma de las personas, la cual habita fuera del cuerpo de la gente en forma de un animal. Pronto, Lyra iniciará un periplo que la llevará a descubrir un gran secreto que la sociedad dominante de su realidad desea mantener oculto: la existencia de distintas realidades.

Como me gustan las reseñas sin spoilers, dejaré hasta aquí el tema de la trama. Gracias al cuidado trabajo visual y narrativo, es indispensable no arruinarle al espectador el deleite de descubrir cómo es que Lyra termina enredada en su aventura. Baste decir que, a diferencia de la película de 2007, la nueva serie consigue atrapar la esencia del universo y de los personajes y crear una obra audiovisual capaz de sostenerse a sí misma, bajo sus propios términos.

Los dos primeros episodios son particularmente interesantes desde el punto de vista de la realización. El director es TOM HOOPER, realizador de LES MISERABLES y que este año nos entregará su versión fílmica de CATS. Hooper logra establecer un tono regente para el relato, no solo en su planteamiento visual sino en el trato que le da la cámara a los personajes y en el tono en que se van desenvolviendo los acontecimientos.

Cabe mencionar que HIS DARK MATERIALS también consigue filtrar algunas preguntas interesantes que también pueden desgranarse de los libros de Pullman, particularmente las concernientes al papel de la religión y/o de los sistemas educativos y/o de las estructuras políticas en la vida de los individuos.

A partir de sus primeros tres episodios, HIS DARK MATERIALES parece ser una serie que nos regalará una experiencia donde la fantasía acariciará lo terrenal, donde la maduración nos llevará por caminos de emoción profunda, donde la ignorancia y el conocimiento se confrontarán, y donde el alma habrá de rugir con la potencia de una fiera.


HIS DARK MATERIALS puede ser disfrutada en nuestro territorio por HBO y HBOGO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *