El cine de espías se ha forjado como uno de los géneros más aplaudidos y gustados por el gran público. La intriga, el peligro, la elegancia, la sofisticación, la seducción y el ingenio son ingredientes de esos relatos que nos llevan a disolver las más intrincadas conspiraciones. Sin duda, James Bond es el tótem de este corpus narrativo. Pero pronto tendrá un rival en altura y galanura: el agente Lance Sterling, protagonista de la comedia animada ESPÍAS A ESCONDIDAS y que es interpretado vocalmente por WILL SMITH en la versión original en inglés.

Pero la idea de hacer una comedia animada y familiar en el contexto del espionaje no llega desarticulada, ni ignorante del legado de todo un género. Puede que se trate de una película ligera, pero presume de conocer bien su materia prima. Si bien es cierto que su estudio, BLUE SKY STUDIOS (creadores de La Era de Hielo) afirman que ESPÍAS A ESCONDIDAS posee su estilo, diseño y paleta de color únicos, también es cierto que hace reverencia a toda la filmografía de género que le precede.

Es el diseñador de producción MICHAEL KNAPP quien ha asumido el reto de rendir homenaje a los grandes hitos del cine de espías. Para ello, ha creado una estética de dimensiones globales para esta historia de animación en la que el agente Lance Sterling sufre un pequeño contratiempo: es convertido en una paloma.

En la más pura tradición del género de espionaje, la historia de ESPÍAS A ESCONDIDAS nos lleva por distintos lugares del mundo para resolver la trama. Ante tal reto, Knapp y su equipo crearon escenarios animados que llevan a los espectadores de la capital estadounidense al exótico Japón, pasando incluso con nuestra hermosa RIVIERA MAYA.

EL COLOR QUE NO SE ESCONDE

Knapp puso un acento especial en el trabajo de luz y color de la cinta. Para ello desarrolló un lenguaje de color en el que los tonos naranjas o amarillos sirven para simbolizar el trabajo en equipo y el sentido de comunidad; el color rojo señala el peligro… cuando veas ese color en la cinta, ¡cuidado!; el turquesa, por su parte, siempre aparece asociado a la agencia de espías dentro del relato, mientras que el color azul representa soledad… ¡de ahí que el color del traje del personaje principal sea azul, pues es un espía que trabaja sin compañía!

Como puedes ver, el trabajo de Knapp ha sido más que concienzudo. Se ha dado a la tarea de crear un concepto visual redondo. “A través de nuestro diseño de escenario y luz para ESPÍAS A ESCONDIDAS, constantemente planeamos situaciones en las que teníamos que enmarcar a nuestros personajes usando con generosidad el color, la luz o la sombra, cosa que delinea sus siluetas o acentúa sus formas. Siempre apuntamos a enfatizar el aspecto ‘gráfico’ de la manera fotográfica en que filmamos y ‘renderizamos’ la película”, declaró Knapp.

El trabajo del diseñador de producción fue tan detallado, que incluso influyó en el lenguaje de la cámara. El personaje de Lance Sterling, siempre solo, constantemente está encuadrado sin la compañía de otros personajes, en contraluz o enfocado con el fondo difuminado. En ese mismo tenor, al momento de facturar la cinta, el equipo tuvo mucho cuidado en recrear tomas y desplazamientos que parecieran auténticos ‘movimientos de cámara’, como los que se ven en las películas de acción filmadas con actores. Esto se ve acompañado por un trabajo de composición dentro del encuadre que seguramente te hará pensar en las películas de espías más icónicas: aquellas filmadas en la década de 1960.


Únete a la conversación con la etiqueta #EspíasAEscondidas.

ESPÍAS A ESCONDIDAS es un estreno de 20th Century Fox y llega a salas el 25 de diciembre de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *